Home > En los medios > 21/02/2017 – Revista QUE: “ECO pedirá informes por viandas escolares”
Facebooktwittergoogle_plusmail

Luego de que semana pasada se entregaran alfajores vencidos a docentes durante una capacitación en una escuela de Almagro, Hernán Rossi, presidente del bloque Suma+ (ECO) en la Legislatura porteña, presentará un pedido de informes que exija al Poder Ejecutivo de la Ciudad que se expida sobre el control y manipulación de alimentos destinados al desayuno, almuerzo y refrigerio en las escuelas porteñas.

“Si un alumno se descompone luego de consumir algún alimento en la escuela, el Estado debe tener un protocolo para actuar en forma inmediata y evitar que los chicos sigan consumiendo estos productos en los días posteriores”, dijo el diputado Rossi.

El legislador explicó que “el pedido se fundamenta en la existencia de diversos informes de auditoría que señalan la existencia de mecanismos que atentan contra el principio de libre competencia, concurrencia  e igualdad  que debe regir en las contrataciones públicas, ya que beneficia a quienes vienen prestando el servicio con anterioridad, quedando en desventaja posibles nuevos oferentes; que las plantas de elaboración incumplen con las disposiciones vigentes en cuanto a Seguridad e Higiene Alimentaria; que los alimentos distribuidos tienen características organolépticas (sabor, textura, olor, color, temperatura) inadecuadas para ser consumidos en establecimientos educativos”.

El presidente del Bloque que lidera Martín Lousteau en la Ciudad agregó que “si un alumno de descompone luego de consumir algún alimento en la escuela, el Estado debe actuar bajo un protocolo de acción que pueda intervenir “, dijo Rossi.

Actualmente son 21 empresas, 4 cooperadoras, una asociación civil y 2 cooperativas de trabajo las que se ocupan del desayuno, el almuerzo y el refrigerio de los establecimientos que dependen del Ministerio de Educación. Esas empresas también se encargan de repartir el servicio de comida en los hogares para menores y los CPI del Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat.

“La Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires ha realizado recomendaciones sobre las viandas escolares y la manipulación de la comida y decidió iniciar una actuación de oficio para investigar el posible brote de gastroenterocolitis en escuelas porteñas, para investigar y contribuir a evitar la situación en colegios porteños”, sostuvo Rossi.

El proyecto será presentado en la Legislatura y en caso de conseguir su aprobación, el Poder Ejecutivo deberá presentar los informes dentro de los 30 días de recibida la notificación, que deberá incluir, además, un registro de incidentes alimentarios en las escuelas de la Ciudad que reciben el servicio de viandas en los últimos 5 años y cantidad de muestras tomadas en las escuelas por la Dirección General de Higiene y Seguridad Alimentaria (AGC), durante el periodo 2016.

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*